Hija mía, tendrás que entregarme tu virginidad anal

Anal

Jovencitas

Juguetes

Masturbacion

XXX

No se puede negar que este sacerdote es pero que muy listo a la hora de ponerle una penitencia a esta jovencita cachonda. Resulta que los padres llamaron al cura porque habían escuchado a la chica masturbándose en su dormitorio; el sonido del vibrador era inconfundible. El prelado llegó todo preocupado, interesado en conocer a esta feligresa que parecía descarriada; y lo que le contó es que, a sus 20 años, la chica no quería perder la virginidad con su novio, pero que necesitaba aliviar su coño con orgasmos. El sacerdote pensó que quizá demostrándole que el sexo duele, al menos la primera vez, la convencería de permanecer célibe; y menor que la penetración vaginal, probaría follarle el culo, eso aseguraba más dolor.

Videos Porno Relacionados:

Web exclusiva para mayores de edad. Todas las personas eran mayores de edad a la hora de producirse las películas porno. Datos legales

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies